flaii fotografía

Fotografía profesional

— @flaiifoto on Twitter.

Tagged b&w:

Hace algunas semanitas tomé ésta sesión a Andrea + Alina, ahora pueden ver un poquito sobre el proceso de postproducción que sigo cuando tomo éste tipo de sesiones y el trabajo final. :)

Las chicas de por sí están hermosas, mi único trabajo fue hacer click y ponerlas a mover. Espero les guste!

Jun 07

Estoy segura que ella pensaba en su marido cuando se quitaba la ropa. Por que éstas fotos fueron para él, pensadas para él y disfrutadas por ella por que sabría que le gustarían. :)

Jun 05
Estoy segura que ella pensaba en su marido cuando se quitaba la ropa. Por que éstas fotos fueron para él, pensadas para él y disfrutadas por ella por que sabría que le gustarían. :)

Ella es la mamá de mi mamá.

Es hasta mis veintinueve años que me cae un veinte importante sobre mí misma. Adoro platicar con personas grandes. Grandes para no decirles “mayores”. Grandes para dejar claro que eso son, grandes personas que ya vivieron y que ocupan sus últimos días en querer, preocuparse y alentar a los demás.

Eso y más hace mi abuelita Lupita por mí. Siempre al pendiente de mí, de mis deseos, de mi salud y mi estado de ánimo. Siempre cariñosa y noble. Recuerdo que aún de niña, aunque hiciera las travesuras más impensables, jamás me regañó de más, ni me molestaba con el típico “le voy a decir a tu mamá”. Al contrario, me dejaba quedarme frente a la tele por horas, comiendo miles de paletas de vainilla en San Nicolás.

No le digan por favor que cada que la veo y cada que se emociona hasta las lágrimas por alguna buena noticia o momento conmovedor, yo también lloro un poquito por dentro.

Amo platicar con mis abuelos, es una alegría que me llena desde adentro, y que también me hace reclamarme no hablarles más seguido.

Te quiero mucho, abue.

Jun 04
Ella es la mamá de mi mamá.
Es hasta mis veintinueve años que me cae un veinte importante sobre mí misma. Adoro platicar con personas grandes. Grandes para no decirles “mayores”. Grandes para dejar claro que eso son, grandes personas que ya vivieron y que ocupan sus últimos días en querer, preocuparse y alentar a los demás.
Eso y más hace mi abuelita Lupita por mí. Siempre al pendiente de mí, de mis deseos, de mi salud y mi estado de ánimo. Siempre cariñosa y noble. Recuerdo que aún de niña, aunque hiciera las travesuras más impensables, jamás me regañó de más, ni me molestaba con el típico “le voy a decir a tu mamá”. Al contrario, me dejaba quedarme frente a la tele por horas, comiendo miles de paletas de vainilla en San Nicolás.
No le digan por favor que cada que la veo y cada que se emociona hasta las lágrimas por alguna buena noticia o momento conmovedor, yo también lloro un poquito por dentro.
Amo platicar con mis abuelos, es una alegría que me llena desde adentro, y que también me hace reclamarme no hablarles más seguido.
Te quiero mucho, abue.

flaii fotografía

Posted on Thursday June 7th 2012 at 12:02pm. Its tags are listed below.

Hace algunas semanitas tomé ésta sesión a Andrea + Alina, ahora pueden ver un poquito sobre el proceso de postproducción que sigo cuando tomo éste tipo de sesiones y el trabajo final. :)

Las chicas de por sí están hermosas, mi único trabajo fue hacer click y ponerlas a mover. Espero les guste!

flaii fotografía

Posted on Tuesday June 5th 2012 at 09:51am. Its tags are listed below.

Estoy segura que ella pensaba en su marido cuando se quitaba la ropa. Por que éstas fotos fueron para él, pensadas para él y disfrutadas por ella por que sabría que le gustarían. :)
Estoy segura que ella pensaba en su marido cuando se quitaba la ropa. Por que éstas fotos fueron para él, pensadas para él y disfrutadas por ella por que sabría que le gustarían. :)

Estoy segura que ella pensaba en su marido cuando se quitaba la ropa. Por que éstas fotos fueron para él, pensadas para él y disfrutadas por ella por que sabría que le gustarían. :)

flaii fotografía

Posted on Monday June 4th 2012 at 02:52pm. Its tags are listed below.

Ella es la mamá de mi mamá.
Es hasta mis veintinueve años que me cae un veinte importante sobre mí misma. Adoro platicar con personas grandes. Grandes para no decirles “mayores”. Grandes para dejar claro que eso son, grandes personas que ya vivieron y que ocupan sus últimos días en querer, preocuparse y alentar a los demás.
Eso y más hace mi abuelita Lupita por mí. Siempre al pendiente de mí, de mis deseos, de mi salud y mi estado de ánimo. Siempre cariñosa y noble. Recuerdo que aún de niña, aunque hiciera las travesuras más impensables, jamás me regañó de más, ni me molestaba con el típico “le voy a decir a tu mamá”. Al contrario, me dejaba quedarme frente a la tele por horas, comiendo miles de paletas de vainilla en San Nicolás.
No le digan por favor que cada que la veo y cada que se emociona hasta las lágrimas por alguna buena noticia o momento conmovedor, yo también lloro un poquito por dentro.
Amo platicar con mis abuelos, es una alegría que me llena desde adentro, y que también me hace reclamarme no hablarles más seguido.
Te quiero mucho, abue.

Ella es la mamá de mi mamá.

Es hasta mis veintinueve años que me cae un veinte importante sobre mí misma. Adoro platicar con personas grandes. Grandes para no decirles “mayores”. Grandes para dejar claro que eso son, grandes personas que ya vivieron y que ocupan sus últimos días en querer, preocuparse y alentar a los demás.

Eso y más hace mi abuelita Lupita por mí. Siempre al pendiente de mí, de mis deseos, de mi salud y mi estado de ánimo. Siempre cariñosa y noble. Recuerdo que aún de niña, aunque hiciera las travesuras más impensables, jamás me regañó de más, ni me molestaba con el típico “le voy a decir a tu mamá”. Al contrario, me dejaba quedarme frente a la tele por horas, comiendo miles de paletas de vainilla en San Nicolás.

No le digan por favor que cada que la veo y cada que se emociona hasta las lágrimas por alguna buena noticia o momento conmovedor, yo también lloro un poquito por dentro.

Amo platicar con mis abuelos, es una alegría que me llena desde adentro, y que también me hace reclamarme no hablarles más seguido.

Te quiero mucho, abue.